Taller de Constelaciones y Crecimiento Personal

manos constelaciones 03102017

El amor crece y florece dentro de un orden
La familia y sus relaciones vitales constituyen el punto de partida para descubrir el fondo de muchas de nuestras
dolencias, sean de carácter físico, emocional o psíquico.
El método de Constelaciones Familiares, es el Método de la Reconciliación, donde se hacen visibles las dinámicas
inconcientes entre personas unidas por lazos de profundo amor, para reestablecer un Orden y abrir una fuente de
sanación personal.


Temas de trabajo del Encuentro: La reconciliación de la dualidad : Víctimas – Agresores – Injusticias. La Paz.


Fecha: 21 de Octubre del 2017

Horario: 15:00 a 19:00 hs

Lugar:

Logo Seres 06082017

Gral Bustos 675 – Barrio Cofico . (5000) Ciudad de Córdoba.

Informes e Inscripciones:

Tel: 0351 474-3996

info@serespaliativa.com.ar


QUE ES UN TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES?

Un taller de Constelaciones Familiares es un taller de descubrimiento y liberación, que permite entender y liberar los patrones de la vida que nos hacen sufrir, descubrir y liberar lo que limita nuestra realización.

Las Constelaciones Familiares creadas por Bert Hellinger permiten descubrir las ataduras del pasado familiar que cada uno expresa involuntariamente a través de sus sentimientos, deseos, comportamientos, reacciones y enfermedades.

Estos vínculos invisibles de amor que generan nuestra vida y que cada uno metaboliza a su modo en su vida cotidiana en forma de una limitación o de un malestar crónico se transforman en nuevas fuerzas al servicio de la vida.

Estamos hechos para tomar la vida, tal y como viene, con gratitud. Pero nos retienen unas necesidades inconscientes de compensar las desgracias y culpas no asumidas anteriores a nosotros, fidelidades inconscientes que limitan nuestras capacidades y nuestras metas, nos llenan de culpabilidad, nos hacen creer en soluciones mágicas.

Pues estamos atados a los ancestros olvidados y mientras permanezcan olvidados, no seremos capaces de sacar el máximo provecho de nuestra vida.

Y también nos queda aceptar y agradecer aquello.

Heredamos los dones, aptitudes, dificultades y enfermedades de nuestros antepasados.

Aunque estemos a mil kilómetros, aunque no conozcamos a nuestros padres biológicos, aunque no nos guste, somos el fruto de nuestra familia. Estamos hechos con las células de todo nuestro sistema familiar biológico.

“A veces tenemos la idea de que somos independientes y libres y de que somos capaces de decidir independientemente sobre nuestro destino. A través de este trabajo de las Constelaciones Familiares podemos ver cómo estamos intrincados en la vida de los demás, y de todo el mundo.

Porque lo que ya no está sólo está aparentemente pasado: vive dentro de nosotros. Los conocimientos que manejamos los hemos aprendido a través de su dolor; lo que ellos aprendieron y nos legaron, ya no tenemos que esforzarnos por conquistarlo: el precio ha sido pagado.

Tenemos vagas ideas acerca del futuro, pero debemos reconocer que hubo algo antes que nosotros y habrá algo después. Había ya algo nuestro antes de que naciéramos, y habrá quedado algo nuestro cuando hayamos partido.”

Bert Hellinger, marzo 2007, Barcelona